LAS OBRAS DE URBANIZACIÓN DEL LLANO DE LA PASADILLA

Es curioso escuchar al equipo de gobierno socialista hablar de transparencia y de participación ciudadana.

En suelo particular es el propietario quien decide cuándo construir, está en su derecho y además es el normal desarrollo para el avance de la ciudad, hasta ahí, los andalucistas no tenemos nada que objetar.

También asumimos con responsabilidad que una obra de tal envergadura, la localización en la que se encuentra y el uso al que se le estaba dando a esta zona va a afectar a un gran número de vecinos en cuanto a tráfico y aparcamientos.

Lo que vemos innecesario es obviar a los vecinos y comerciantes cuando se van a quitar los aparcamientos, se van a cortar calles y cambiar de sentidos otras, sin prevenir ni informar de ello.

El primer día de obra fueron muchos los vecinos indignados y algún propietario de comercio de la zona de la Avda. de España los que se pusieron en contacto con nosotros para contarnos la situación. Después del fin de semana se encontraron que no se podía aparcar en el llano, pero tampoco en las calles de alrededor, que cambió la dirección de alguna calle, pero las señales estaban mal colocadas, que se cortaron al tráfico las colindantes a la zona. Tal fue la falta de información, que no se sabía ni el tiempo siquiera aproximado de la duración de las obras.

Desde la oposición sabíamos lo que nos contaban los vecinos, pues desde el equipo de gobierno no nos informaron, ni al menos, de la licencia concedida.

La participación e información por parte de los socialistas es solo de cara al autobombo al que son asiduos en esta legislatura. La realidad  es la que vemos y sentimos los ubriqueños.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *